Coaching Everywhere


Deja un comentario

Los 6 pasos hacia el exito.

1. Definición de Metas:
Definir exactamente y con precisión los resultados que se quieren conseguir, saber que se desea a partir de la puesta en práctica del conocimiento especializado.

2. Pasar a la acción:
Es necesario llevar a la práctica acciones concretas para lograr los resultados que nos hemos
planteado.

3. Desarrollar la agudeza sensorial:
Es un monitoreo de las acciones, actitudes, hábitos que estamos ejecutando en relación a los resultados que estamos obteniendo, con el fin de determinar el grado de acercamiento o alejamiento a nuestro objetivo, bien sea por defecto o por exceso.

4. Flexibilidad:
El factor anterior conlleva a la posibilidad de efectuar los ajustes necesarios para modificar el rumbo de nuestra conducta y estrategias en función de la consecución de nuestras metas.
Aunada a esta fórmula de triunfo el autor concentra en su propuesta algunos factores
que se constituyen en elementos potenciadores de esta, pues son rasgos que sirven
de impulso para hacer lo necesario para triunfar y son activadores básicos que pueden
garantizar el éxito.

5. Pasión:
Es la fuerza interior o impulso interno que mueve hacia la ejecución de acciones de una manera enérgica, para lograr las metas planteadas.

6. Fe:
Tiene que ver con el poder de las creencias. Afirma que es nuestra fe en lo que
somos y la certidumbre interna de alcanzar nuestras metas, lo que determina los
resultados que obtendremos.


Deja un comentario

Si nunca

Si nunca rompes un racimo de uva en el lagar,
nunca tendrás un vaso de vino sobre tu mesa.

Si nunca te arriesgas a perder,
nunca te das la oportunidad de ganar.

Si nunca afrontas la pena de partir,
nunca conocerás la alegría del regreso.

Si nunca sufres muriéndote en la siembra,
nunca te gozarás renacido en la cosecha.

Si nunca te dueles bajo el peso de tu culpa,
nunca saborearás el alivio del perdón.

Si nunca mueles los granos de tu trigo,
nunca conocerás el sabor del pan.

Si nunca afrontas el miedo de dejar de ser como eres,
nunca descubrirás la alegría de ser como puedes ser.

Si nunca estás dispuesto a dejar todo lo que tienes,
nunca sentirás que lo tienes libremente.

Si nunca estás dispuesto a morir por una causa,
nunca sabrás para qué vives.

Si nunca encaras tu pena y dejas de reír para llorar,
nunca conocerás la dicha del que deja de llorar para reír.

Si nunca te arriesgas a cruzar el río,
nunca sabrás lo que te aguarda en la otra orilla…


Deja un comentario

Los 10 mitos del Coaching

1-Nadie puede definir qué es el coaching
“Eso es un disparate”, dice Cathy Joy, coach y diseñadora de productos de Interaction Associates, con sede en San Francisco. Y agrega: “La definición es inherente al coaching. Significa ayudar a las personas a definir metas claras, y a establecer un plazo específico para alcanzarlas. Y las metas pueden ser desde superar un problema de interacción personal, hasta alcanzar objetivos profesionales. PUNTO CLAVE: El coaching es un proceso bien definido, que tiene puntos de partida y de llegada. Lo que resulta diferente -y lo que puede confundir a algunos gerentes- es que el corazón del proceso es el potencial de una persona. Por lo tanto, el éxito no es fácil de cuantificar.

2-Coaching es hacer feliz a la gente
Muchos gerentes piensan que coaching significa hacer lo que ya hacen, pero teniendo en cuenta los “sentimientos” de sus empleados. Es una idea equivocada, según James Waldroop, director del programa de Desarrollo Profesional de la Harvard Business School y socio de la consultora Waldroop Butler Associates, de Brookline, Massachusetts. “El secreto de manejar gente es conseguir que algo se haga -explica-. Esta tarea se vincula estrechamente con la misión de la organización, y para llevarla a cabo hay que ajustarse a operaciones tácticas específicas. Cuando manejo gente tengo dos focos: miro, desde atrás, el trabajo que está haciendo una persona, y después miro a la persona. Cuando hago coaching, me concentro en la persona.” PUNTO CLAVE: Manejar es asegurarse de que alguien alcance ciertos niveles de desempeño. Coaching es ayudar a esa persona a manejar los problemas por sí misma.

3-Coaching es, simplemente, otra manera de llamar a la tarea de un mentor.
A juicio de Waldroop, este concepto, más que cualquier otro, aterroriza a los gerentes. Pero la actividad que lleva a cabo un mentor implica una relación a largo plazo, mientras que el coaching tiene un tiempo limitado. “En la relación con un mentor -dice Waldroop-, el final es abierto. No
involucra un contrato específico. Es como decir: ‘Voy a ser su hermano mayor, y voy a estar a su lado un tiempo -por lo general bastante largo- para ayudarlo en cualquier tema que usted quiera’. Un contrato de coaching no es así. Tiene una duración determinada y trata cuestiones específicas, cuyos resultados son medibles en cada tramo del camino.” Joy, de Interaction Associates, apunta que el trabajo de un mentor acarrea un bagaje emocional mayor. “El concepto de mentor se asocia con el de una persona que forma a alguien a su imagen y semejanza. El de coach no tiene esa connotación”, añade. PUNTO CLAVE: Un coach no establece vínculos emocionales. Un mentor, sí. Si alguien no cumple un compromiso, un mentor podría decir: “Usted me ha desilusionado”. En cambio, un coach dice: “Esto es lo que usted dijo que haría, y no lo está haciendo”

4-Un coach es alguien que se caracteriza por alentar
Muchos gerentes piensan que el coaching es lo mismo que dar gritos para alentar a un equipo que sale al campo de juego. “No es así -dice Timothy Butler, quien junto a Waldroop, su socio, dirige el programa de Desarrollo Profesional de Harvard-. Si usted se comporta así en su papel de coach, debería reconsiderar su trabajo. Todo proceso de coaching empieza con un análisis real de las debilidades y fortalezas de una persona.” Joy también coincide en que un coach no es alguien que se limita a alentar. “El coaching está muy orientado a la acción. Descubra qué quiere lograr la gente en su trabajo, y ayúdela a imaginar cómo llegar a esa meta”, recomienda. PUNTO CLAVE: Un coach no alaba los esfuerzos de un individuo; ayuda a la gente a entender lo que deben cambiar para alcanzar sus objetivos profesionales.

5-El coaching demanda mucho tiempo
El miedo a un compromiso en términos de horas de trabajo aleja a muchas personas del coaching. No están del todo equivocadas. “No consumirá todo su tiempo, pero algo de tiempo le demandará -dice Butler-. Usted debe ser consciente de esto, y prever el que necesitará antes de aceptar el compromiso.” Joy, sin embargo, argumenta que el coaching puede ser de tiempo limitado. “A un buen gerente le bastará con dedicar el cinco por ciento de su jornada laboral al coaching -dice-, y finalmente descubrirá que esa tarea lo ayuda a ahorrar tiempo. A largo plazo, la recompensa es mucho mayor porque el coaching promueve la independencia en la gente. Usted les enseña a las personas a resolver los problemas por sí mismas.” PUNTO CLAVE: Un proceso de coaching puede durar entre tres meses y dos años, según lo que quiera lograr la persona asistida por el coach. Durante el período de la relación, insumirá por lo menos entre 30 y 45 minutos por semana. Ese es el tiempo que usted emplea para verificar si alguien realizó la tarea solicitada, y para pensar en los próximos pasos que esa persona debe dar.

6-El coaching es un tipo de psicoterapia
Dice Waldroop que este mito también contiene algo de verdad: “Frecuentemente, los gerentes eluden el coaching porque temen que encararlo les exigirá ser una suerte de psicólogos. Imaginan que tendrán que bucear en los oscuros secretos de la persona asistida. Lo cierto es que, de alguna manera, deben apelar a la psicología para entender y explicar las conductas que detectan. Pero no es necesario tener un título en esa especialidad para ser un buen coach. Sólo hay que estar
psicológicamente dispuesto a manejar cuestiones personales y emocionales. Pero esta aptitud es siempre necesaria, puesto que sin ella no se podría hacer negocios”. Joy agrega: “La terapia se concentra en un problema que debe ser resuelto, y la metodología es adentrarse en la psicología y la historia emocional de la persona. El coaching, por el contrario, indaga en el presente y está orientado al futuro”. PUNTO CLAVE: Un coach, como cualquier hombre de negocios, debe entender algo de psicología porque está obligado a motivar a la gente. Pero el coaching pone el foco en lo que hay que hacer de cara al futuro, y no en los problemas ocultos en el pasado.

7-Es una receta para manejar todo tipo de situaciones
“El coaching no es mecánico -dice Butler-. Implica el conocimiento del negocio, de la política (cómo funcionan las cosas) y la psicología del coach. Quienes fracasan en este proceso son personas que se ajustan estrictamente a un programa, una fórmula. Generalmente dicen: ‘Usted hará lo que yo le indique, le daré todo el feedback que necesite, y será un hombre o una mujer diferente’. Pero ese cambio no se producirá porque el enfoque no es lo suficientemente profundo, ni personalizado.” PUNTO CLAVE: No hay una receta que se adapte a todas las necesidades. Así como los individuos y sus metas son diferentes, también es diferente lo que cada persona debe aprender para alcanzarlas.

8-No todos están en condiciones de recibir coachings
Si una relación de coaching no funciona -por ejemplo, si alguien sometido a ese proceso no responde como se espera-, no pocos gerentes suponen que la persona asistida es “inmanejable”. Pero hacen falta dos para esta clase especial de baile. Y si el otro no responde, es probable que el coach esté dando los pasos equivocados. “Este es un problema típico de los gerentes que subestiman el impacto de su autoridad -dice Joy-. Si el coaching realmente no funciona, hay que tratar de descubrir qué inmoviliza a la persona asistida, sin suponer que toda la responsabilidad es suya.” PUNTO CLAVE: Si un individuo no responde a sus esfuerzos de coaching, probablemente haya problemas en la relación. Antes de dictaminar que es imposible asistirlo, trate de asignarle otro coach.

9-La gente bien entrenada se irá de la empresas
Algunos gerentes temen que si ayudan a una persona a alcanzar sus objetivos profesionales, la alentarán a buscar nuevos horizontes. “Si y no -dice Joy-. La mayoría de los empleados buscan superiores dispuestos a invertir en su desarrollo profesional. El coaching es una de las mejores herramientas para hacerlo. Algunas personas querrán irse y, cualquiera sea el motivo, es imposible detenerlas. Pero la mayor parte de la gente tiene recursos ocultos. Una vez que empiezan a descubrirlos, a ver de qué manera pueden aplicarlos y cómo hacen impacto en su trabajo, se entusiasman.” PUNTO CLAVE: Si bien algunos empleados se irán en busca de nuevas metas, muchos otros sentirán más lealtad hacia una organización que está interesada en el desarrollo profesional de su gente.

10-El coaching no suma puntos a la línea de resultados
Muchos ejecutivos consideran al coaching como una “habilidad menor”; es decir, que no tiene un efecto inmediato en las cifras. “Piensan que uno se limita a escuchar, y se preguntan: ‘¿Cuál es el beneficio?’ -dice Joy-. Pero lo cierto es que el coaching produce resultados más consistentes que muchos otros enfoques de gestión. Para empezar, desarrolla la creatividad de la gente. La alienta a ser más flexible, a adaptarse a situaciones nuevas. Esta clase de respuesta de los empleados puede tener un efecto sustancial en los ingresos de una empresa.” Sin embargo, es necesario economizar los recursos de coaching. De acuerdo con Butler, los únicos destinatarios deben ser quienes, con el tiempo, harán un gran impacto en la organización. “El coaching es una inversión en una persona -dice-; y dará resultados reales, pero no cuando se trata de un objetivo de negocios inmediato. Cuando usted apoya a alguien para que cumpla las metas de ventas del próximo mes, no está brindándole coaching; eso es gerenciamiento, aun si se lo llama coaching. Pero si esa persona es un gerente de ventas con alto potencial, y usted está convencido de que al cabo de dos trimestres tomará la delantera, eso es coaching.” PUNTO CLAVE: El coaching puede hacer un impacto positivo en la performance de la organización, pero no a corto plazo. Hay que apuntar a quienes se convertirán en importantes activos para la empresa.


Deja un comentario

Pensamientos Krishnamurti.

Sobre la Libertad

Debemos ser libres, no para hacer lo que nos plazca, sino libres para comprender muy profundamente nuestros propios instintos e impulsos.
La libertad no es para hacer lo que nos antoja, sino que consiste mas bien en estar libres de todo el
tormento de la vida, de nuestros problemas, ansiedades, miedos, heridas psicológicas y de todo el
conflicto que hemos tolerado en nosotros mismos y en el mundo.
Estar por completo libres internamente del “Yo” sin ser absorbidos por algo – ya sea un paisaje, una
idea, etc…, es la esencia de la belleza”

Sobre la Sociedad

Nuestra sociedad actual es el resultado de la astucia, engaño, codicia y la mala voluntad del
hombre. Y para crear una nueva sociedad hay que examinar y comprender la estructura que se está
desintegrándose y para comprenderlo, tenemos que comprender el proceso psicológico del ser. Sin
conocimiento propio no puede haber revolución, que es la única verdadera y permanente.
….Hablo de la necesidad de una revolución total, de un cambio psicológico completo, de no vivir
en el viejo patrón de las fórmulas, de la lucha, el dolor, la imitación, la conformidad y todas estas
cosas que el hombre ha vivido durante milenios… que ha creado este maravilloso y confuso
mundo…..
Para producir un cambio social, religioso, humano, tiene primero que haber comprensión de toda la
estructura del pensamiento.
Lo que hace la familia y la religión y la familia es útil y necesario: Dan elementos y herramientas a
los hijos que empiezan a vivir, para que se puedan guiar en el camino de paso por el mundo, de
acuerdo con ciertos parámetros culturales, ideológicos y sociales, pero que no se deben encasillar
como únicos y exclusivos: Es sano enseñar modos femeninos y masculinos de ser y estilos…según
sea el color y el perfil de cada grupo familiar, pero – y aquí está el gran pero -, antes de los modelos
familiares, los hijos deben aprender a ser ellos mismos y deben aprender a amarse y respetarse a
ellos mismos, porque SON y no porque se adaptan a modelos perfectos.

Sobre el Sufrimiento y el Dolor

Hay dos formas de soledad: Una que es la soledad del aislamiento, con su desesperación, tristeza y
separación de todo y de todos y la otra, que es la soledad madura del hombre libre, que al no
depender de nada ni de nadie, está relacionado con todo.
¿Puede el sufrimiento terminar alguna vez, o es una condición de la humanidad que el sufrimiento
deba continuar desde épocas inmemorables hasta el final de los tiempos?
Sólo cuando terminamos con el dolor hay pasión. La pasión no es lujuria, que es sensual, sexual,
llena de deseo, imágenes, persecuciones del placer, etc. Sin esa tremenda pasión uno se vuelve
mediocre, blando, confuso: pierde integridad.

Sobre el Amor

El amor no es una cosa de la mente. Y solo cuando está de veras quieta, que no espera nada, ni pide
ni exige ni busca ni posee, cuando ya no tiene celos ni temor ni ansiedad, cuando está realmente en
silencio, sólo entonces es posible el amor.
La razón de que no tengamos amor es porque las cosas de la mente han llenado nuestros
corazones(celos, envidias, deseos de ser alguien, ambición, éxito).
El amor sólo puede existir cuando está ausente el pensamiento del “Yo” y la libertad con respecto al
“Yo” reside en el conocimiento propio y así llega la comprensión.
El amor no tiene nada que ver con la sensación, que no es un medio para realizarse. El amor existe
por sí mismo, sin ningún resultado.
Para la mayor parte de la gente, el amor está vinculado con el sexo y el placer y todos los tormentos
que los acompañan: celos, envidias, antagonismos.
Uno ha de terminar con todo el conocimiento acumulado cada día, heridas psicológicas,
compararse con otra persona, compadecerse a sí mismo… terminar con todo eso cada día, de modo
que al día siguiente la mente de usted sea fresca y joven. Una mente así nunca puede ser lastimada,
y eso es inocencia.
Uno de las cosas extrañas relacionadas con el amor es que cualquier cosa que podamos hacer, será
correcta si amamos. Cuando hay amor, la acción es siempre correcta, en todas las circunstancias. Y
cuando existe esa calidad del amor, hay compasión. La compasión implica pasión por todo.

Sobre la Mente

Las ideas actúan como un refugio, un escape; las ideas que se han convertido en creencias impiden
naturalmente el vivir completo, la acción completa, el recto pensar. Sólo se puede pensar
rectamente, vivir de manera inteligente y libre, cuando existe un conocimiento propio cada vez más
amplio y profundo.
Cultivamos la mente haciéndola cada vez más ingeniosa, cada vez más sutil, más astuta, menos
sincera y más tortuosa e incapaz de afrontar los hechos.
Si el pensamiento se da cuenta de que es limitado y crea un vacío interno y de que no puede
resolver el problema de la soledad, y entonces ¿existe la soledad?
Sólo cuando la mente no busca estímulos en ninguna forma, ya sean externos o internos, puede
estar completamente quieta y libre; y la creación existe únicamente en esa libertad.
Sólo cuando la mente está libre del deseo de llegar a ser algo, de obtener un resultado y, en
consecuencia, está libre de temor, puede hallarse en un estado de completa quietud y silencio. Sólo
entonces es posible esa creatividad que es la realidad misma.

Sobre el Temor

Sólo podemos liberarnos del temor cuando nos conocemos a nosotros mismos. Si uno quiere
comprender y librarse del temor, debe comprender también el placer, ambos están relacionados
entre sí. Son las dos caras de la misma moneda. No se puede estar libre de uno sin estar libre del
otro: Si se nos niega el placer nos aparecerán todas las torturas psicológicas.

Sobre el Desorden y el Conflicto.

¿Cuál es la raíz del desorden? “El compararse con otro”, “el compararse con lo uno debería ser ,
“imitar un ejemplo,”amoldarse”: Siempre habrá un conflicto entre “lo que se es” y “lo que se
debería ser”
El hábito mecánico produce desorden, porque cuando la energía funciona siempre dentro de un
límite estrecho, lucha por abrirse paso y esto constituye la esencia del conflicto.(Todo lo que es
limitado genera desorden).
Cuando uno está en desorden es erróneo buscar el orden, porque la mente confusa, poco clara, al
buscar el orden también estará confusa. Mientras que si investiga el desorden, si comprende el
desorden en que vive y las causas del movimiento del desorden, en la comprensión misma de ello
surge naturalmente el orden de manera fácil, dichosa y sin control.
Siempre hay un conflicto entre “lo que es” y “lo que debería ser”.

Sobre el Deseo

Cuando existe el movimiento total de todos los sentidos, no hay deseo.
El deseo que no se realiza acaba convirtiéndose en rabia, angustia y miseria humana. Nuestros
grandes enemigos en la vida son precisamente aquellos amigos y parientes de los que esperamos
demasiado y esperamos una correspondencia perfecta a lo que les dimos.
Para observar el movimiento verdadero de nuestra existencia, no debe existir un observador, sino
sólo la observación.
El proceso de combatir algo sólo alimenta y fortalece aquello contra lo que luchamos.
La no acción consiste en observar sin actuar sobre lo observado. Entonces esa observación misma
produce una transformación radical en aquello que observamos. Que no requiere esfuerzo alguno.
Lo que sí resuelve un problema totalmente es poder observarlo sin el observador, que es la
experiencia pasada, el recuerdo, el conocimiento; simplemente observarlo, con eso descubriremos
qué es el dolor y si la mente humana puede liberarse alguna vez de él.
Las ideas no transforman radicalmente al ser humano: Podrán traer revoluciones superficiales…Se
deben observar las cosas tal cual son, y en el hecho de comprender las cosas tal cual son, hay una
transformación: Saber que soy codicioso y no buscar excusas ni condenarlos, sin idealizar su
opuesto diciendo :”No debo de ser codicioso”; saber simplemente que soy codicioso es ya el
comienzo de la transformación.

Sobre Dios

Dios existe si vives una actitud positiva, audaz y generosa, o no existe, si vives con actitud
amargada, timorata o egoísta, aunque reces libros enteros de jaculatorias y te bañes en agua
bendita, porque en definitiva, Dios es una forma de ver la vida y de pasar por el mundo
exactamente como pasó Jesús.
Los seres humanos se han preguntado siempre si existe algo trascendental, mucho más real que la
existencia cotidiana. Pero al no ser capaces de descubrirlo, han adorado a un símbolo.


Deja un comentario

Las creencias

Este es un pequeño relato que habla sobre las creencias que tenemos.

En una pequeña ciudad de un lejano país, habitada por hombres y mujeres amantes del saber y la cultura, se anunció la llegada inminente de dos eruditos; dos hombres famosos en la comarca no sólo por sus palabras armoniosas sino también por sus ideas agudas e ingeniosas; ideas y palabras que, en general, dejaban eco en las almas de los que les escuchaban.
Llegó al fin el día anunciado en el que todos los ciudadanos se reunieron en la plaza para asistir al comienzo de lo que se esperaba como la gran disertación sobre una verdad definitiva. La multitud se sentía regocijada con ese aire de fiesta que suele anteponer a los grandes acontecimientos.
De pronto hicieron su aparición las dos imponentes figuras de los hombres importantes. Se diría que habían pensado y estudiado mucho a juzgar por su porte, su actitud y sus largas barbas… El pueblo guardó silencio cuando un representante de la comunidad, dirigiéndose a los presentes, anunció el comienzo de un debate. Un debate que nada más y nada menos versaría sobre la existencia o no existencia del Dios de aquellas tierras.
En primer lugar habló el que sostenía que Dios existe. Sus palabras emocionadas y su ardor fervoroso y lúcido, irradiaron de tal forma a los allí congregados, que transcurrió hora y media sin que nadie se moviese o bostezase. Cuando finalizó su brillante discurso toda la plaza estalló en un aplauso que podría decirse, que hasta conmovió a las palomas de las torres más alejadas.
A continuación y tras un breve descanso, comenzó a disertar el que opinaba justamente lo contrario, que aquel Dios no existía. Sus palabras enteradas y fluidas y la contundencia vivencial de sus argumentaciones, resultaban tan sinceras y profundas que todo el pueblo se emocionó ante la nueva verdad que estaban compartiendo.
Tras otra hora y media de atención total, el erudito finalizó su discurso entre aplausos emocionados y admirativos de los presentes.
Y así fueron pasando las horas, mientras los predicadores con respeto mutuo, desarrollaban sus conclusiones. Poco a poco transcurrió la noche, y ya al filo del alba se dio por finalizado el debate, por lo que todos los presentes se retiraron a dormir.
Los oradores también se dirigieron a sus casas, pero, ¡Oh paradoja de la vida! Una vez en el interior de las mismas, aquél que había defendido durante toda la noche la no existencia de Dios, se dirigió con gesto inquieto al desván de su casa, y del fondo de un viejo arcón, rescató una figurilla de marfil que representaba al Dios de sus padres. Tras limpiarla del polvo de los años, la colocó sobre una mesa de su dormitorio, y le dedicó una pequeña reverencia.
Al mismo tiempo, y en la casa lejana del orador que había defendido la existencia y fervor del Dios de la comarca, se podía ver al profeta que tomó las figurillas que sobre un altar con flores se encontraban y, envolviéndolas en un paño, las escondió en el fondo de un viejo arcón del sótano.
Dicen las tradiciones de aquellas tierras, que un viejo búho blanco que por allí volaba, percibió que en aquella comarca pasaba algo, quizá extraño. Percibió que:
Los predicadores se intercambian creencias
MIENTRAS EL PUEBLO DORMÍA

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 885 seguidores